LA GRABACIÓN DE TOMORROW NEVER KNOWS

La sesión de grabación del 6 de abril de 1966 fue la primera de ese año y la primera en casi cinco meses. El ingeniero Geoff Emerick, que estrenaba su cargo precisamente ese día, recuerda a John Lennon anunciando que la canción que estaban por grabar sería distinta a cualquier cosa que hicieron antes, y ciertamente Lennon no estaba exagerando. Los nuevos interéses de los Beatles por la música experimental, la música india, los loops de audio, el audio en reversa, etc, se condensan de manera sorprendente en este tema que en ese momento no tenía nombre.

En su estructura misma la canción tiene muy poco de la tradicional y segura fórmula de estrofas, coros, puente, solo instrumental y un círculo armónico reconocible. En este caso Lennon se inspiró en la música india para elaborar una estructura de solo versos, interrumpida momentaneamente por un solo de guitarra, y utilizando un único acorde a lo largo de todo el tema (DO). Sus influencias directas en la composición de la letra y el concepto general de la canción son el misticismo y la experimentación con LSD. Por otra parte, se puede atribuir a Paul la idea de usar loops de audio ya que hace un tiempo había comenzado a interesarse en la música experimental de autores como Karlheinz Stockhausen o Luciano Berio.

Toma 1: Consiste en un loop de una guitarra sonando a través de un altavoz Leslie, otra guitarra distorsionada mediante un pedal fuzz y unos golpes de toms. Todo se grabó al doble de velocidad y luego se reprodujo a velocidad normal para que suene pesado y letárgico. Ringo y Paul grabaron batería y bajo y posteriormente John grabó su voz, también a través del altavoz Leslie.

Escuchar: Toma 1

El altavoz Leslie se usaba normalmente para producir oscilación y vibrato en el sonido del órgano, pero a Lennon le gustó el efecto que producía en voces y guitarras.

El resultado de la toma 1 es interesante pero no es lo que Lennon tenía en mente así que se decide comenzar de nuevo.


Toma 3: El remake o toma 3 comenzó con Ringo y Paul grabando una pista rítmica de batería y bajo. Escuchamos a continuación un fragmento:

Escuchar: Base rítmica


Simultaneamente Lennon grabó su voz en la cuarta pista de la cinta. Esta vez se usó el altavoz Leslie únicamente para la segunda mitad del tema.

Este es el solo de guitarra tocado por Paul, reproducido en el sentido normal:

Escuchar: Solo guitarra

Posteriormente George grabó la parte inicial del tema tocando una nota sostenida en una tanpura, otro de los instrumentos indios que George estaba explorando. Se grabó también un órgano, pandereta, y la parte final de piano a cargo de McCartney.

Esta es una compilación de los loops o recortes de audio empleados en el tema, sonando a su velocidad normal y luego a la velocidad registrada en la mezcla final:

Escuchar: Loops

Entre los sonidos están una risa de Paul procesada al punto de sonar como gaviotas, un breve fragmento orquestal, unas notas de mellotron, un sitar y algo que parece ser un mandolin o una guitarra acústica

Para insertar los loops en la mezcla se usaron varias máquinas de cinta ruteadas a la consola de mezclas, y el ingeniero activaba o desactivaba los loops según instrucciones espontáneas de los Beatles, con lo que el resultado es en parte intencional porque se sabía cual sonido se iba a usar pero también es aleatorio por el momento caprichosamente elegido en el que se disparaba cada loop.


Este es el resultado final de la grabación en las cuatro pistas de la cinta:

Es la primera grabación de los Beatles en la que existe paneo dinámico. En este caso algunos de los efectos sonoros se desplazan de un lado a otro del campo estéreo en varios pasajes de la canción.

En la mezcla mono el solo de guitarra fue doblado con ADT (doble tracking artificial). También hay algunas diferencias en cuanto al sonido del órgano y los loops de audio entre las mezclas mono y estéreo.

Fue apenas durante la sesión de mezcla que la canción paso a llamarse Tomorrow Never Knows. Durante la grabación fue etiquetada como Mark I, y por algún tiempo Lennon consideró el nombre de The Void.

Por la esctructura musical y por la cantidad de trucos técnicos y efectos que se emplearon, Tomorrow Never Knows es la canción menos convencional y más ambiciosa de toda la discografía de los Beatles. Su construcción se anticipa en varias décadas a lo que hoy se realiza con samplers digitales y con software de creación musical y edición de audio.

Escuchar: Mezcla mono

Escuchar: Mezcla estéreo


Esta es una mezcla mono alternativa que por error de EMI alcanzó a salir en las primeras copias de Revolver hechas en Inglaterra. La voz es más promimente y tiene eco en algunas partes (lo que también afecta a la pandereta por estar en la misma pista de cinta), los loops de audio también se destacan un poco más en la mezcla y el solo no está tan procesado como en la versión mono oficial.

 

Anuncios

Un comentario en “LA GRABACIÓN DE TOMORROW NEVER KNOWS

  1. Hoy viendo el logic, el protools y todos los programas de grabacion, sigo maravillado en lo adelantados que estaban en cuanto a ideas y tecnicas de grabacion.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.