LOS BEATLES EN CD (PARTE I)

the_beatles_box_set

Los 80 fue una década dorada para la industria musical, y una de las razones fue el ingreso al mercado del Compact Disc, el cual con su formato de almacenamiento digital de audio supuso una revolución tecnológica y un hito comercial.

ft-cd_sony_1

Los primeros títulos en CD comenzaron a aparecer en 1982, y desde entonces el público consumidor se mostró ávido no solo por la aparición de títulos nuevos sino por la reedición en este nuevo formato de álbumes clásicos y catálogos completos que hasta ese momento solo estaban disponibles en vinilo. Por supuesto, uno de los catálogos que era fervientemente esperado por los fans era el de los Beatles.


La historia de los Beatles en Compact Disc comenzó oficialmente en 1983, cuando EMI Toshiba de Japón lanzó, bajo el sello Odeon, el álbum Abbey Road de 1969. El disco fue producido a partir de las cintas originales y su comercialización estaba autorizada únicamente para el mercado japonés. La calidad sonora era notable, especialmente apreciable en equipos hi-fi de gama alta.

abbeycd

_1

El característico diseño del disco le dio el nombre de Abbey Road ‘Black Triangle‘ entre los coleccionistas.

Por aquel entonces, los tres Beatles sobrevivientes y la viuda de Lennon sostenían fuertes disputas legales con EMI, y una de las consecuencias fue que el Abbey Road japonés se retiró del mercado en 1985. EMI decidió estandarizar la discografía del grupo y ante el eventual e inminente lanzamiento de todo el catálogo de los Beatles en CD, se consideraba que cualquier edición extranjera era innecesaria e inconveniente. Desde entonces el Abbey Road ‘Black Triangle’ se convirtió en una codiciada pieza de colección.


Ya sea por los problemas legales o porque, según EMI, aún no se contaba con la suficiente capacidad de las plantas productoras de discos para atender una demanda tan grande como la que indudablemente tendrían los discos de los Beatles, el lanzamiento del catálogo se hizo esperar hasta 1987, y cuando se inició la campaña publicitaria, esta iba acompañada de la expresión en mayúsculas “FINALLY” (“FINALMENTE”).

Los primeros cuatro álbumes de los Beatles (Please Please Me, With The Beatles, A Hard Day’s Night y Beatles For Sale) se publicaron en CD el 26 de febrero de 1987.

b43f25b92b0bc6b4d5b1849e734dd871

Para estos cuatro primeros lanzamientos se emplearon las mezclas monofónicas, lo cual sorprendió y hasta cierto punto molestó a una parte del público. El responsable de esta decisión fue George Martin, quien siempre se mostró inconforme con la calidad de las mezclas estéreo de estos primeros trabajos, especialmente de los dos primeros, que fueron grabados en tan solo dos pistas, con los instrumentos en un lado y las voces en el otro. Martin quiso realizar nuevas mezclas estéreo para A Hard Day’s Night y Beatles For Sale, pero los tiempos establecidos antes de la fecha de publicación lo impidieron, y por eso fueron publicados en mono.

157215725

George Martin en 1987.


El siguiente lote de discos se publicó en abril de ese año e incluyó a Help!, Rubber Soul y Revolver. Tanto Help! como Rubber Soul fueron remezclados por parte de Martin, quien produjo nuevos masters digitales con menos ruido de fondo, con paneos o balances menos volcados hacia los lados, y con algo de reverberación digital (esto último no fue bien recibido entre los puristas).

disc

booklet01

booklet02


El siguiente lanzamiento en junio se convirtió en una ocasión especial, ya que no solo se trataba del aclamado Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, sino que además coincidía con la conmemoración de los 20 años de su publicación original. A diferencia del resto de álbumes de la colección que recibieron libritos o booklets bastante genéricos y pobres en contenido, Sgt. Pepper tuvo un librito algo más generoso en páginas, con fotos, letras, una nota escrita por George Martin, e incluso con réplicas de las figuras recortables que salieron en la edición original en vinilo.

clipboard02

booklet10

booklet05

booklet16

También se celebró una fiesta de lanzamiento en los estudios de Abbey Road, y Paul McCartney fue el único Beatle asistente.

Video: Fiesta del lanzamiento de Sgt Pepper en CD, junio de 1987:


Entre agosto y octubre de 1987 se fueron lanzando el resto de álbumes, con la novedad de incluir por primera vez en la discografía oficial británica el disco Magical Mystery Tour, que hasta ese entonces solo existía como un EP de seis canciones, pero que ya había sido adaptado a LP en Estados Unidos (se incorporaron cinco canciones que salieron en sencillos a lo largo de 1967). En el caso del Album Blanco y para respetar su forma original, se publicó en dos discos a pesar de que la capacidad del formato CD habría permitido incluir todo el contenido del álbum en un solo disco.

booklet01

booklet02

back

disc

back2


De esta manera, hacia fines de 1987 estaban disponibles en CD todos los álbumes de estudio del grupo, incluyendo Magical Mystery Tour, pero aún estaban por fuera canciones que habían salido exclusivamente en sencillos o en EPs, y para agruparlas todas se compiló el trabajo titulado Past Masters, de dos CD independientes (aunque en vinilo apareció como un álbum doble). Past Masters salió al mercado en marzo de 1988.

booklet03

booklet04

booklet06

booklet05


Para facilitarle las cosas a los completistas, en 1988 se publicaron estuches que contenían los 13 álbumes más los Past Masters.

bbx1_c

The Beatles Box Set, que además de la caja en madera de fino acabado, incluía un libro con fotos e información.

the_beatles_hmvcompletecompactdisccollection-223339b

La caja de HMV The Beatles CD Box

clipboard01

Y la versión japonesa.


Algunas observaciones finales:

Si bien la calidad sonora era óptima, tampoco era sobresaliente. A medida que la tecnología del audio digital se fue perfeccionando, los pedidos por un trabajo de remasterización no se hicieron esperar, especialmente al ver como otros artistas importantes (ej. Los Stones o Pink Floyd) recibían frecuentes reediciones remasterizadas e incluso remezcladas.

Las mezclas mono de los primeros cuatro discos no fueron del todo bien recibidas. Considerando que otros catálogos importantes publicaban las versiones mono y las estéreo (un solo disco habría podido contener ambas versiones de un álbum sin problema) tal vez la publicación de ambas versiones habría sido una mejor idea.

En cuanto a las remezclas de Help! y de Rubber Soul, para unos era revisionismo innecesario, mientras que para otros debería haberse hecho con todos los álbumes. Lo cierto es que aquellas mezclas digitales hechas por George Martin en 1987 aún siguen siendo las mezclas oficiales para esos dos discos.

La presentación y el apartado gráfico de los álbumes dejó mucho que desear. Con excepción de Sgt. Pepper, no hubo ningún intento por ofrecer contenidos ampliados o mejorados en los libritos de los álbumes.

En años posteriores, otros proyectos importantes fueron postergando la posibilidad de tener remasterizaciones de todo el catálogo de los Beatles, y ese momento llegó finalmente en 2009. Pero ese será tema para otra ocasión.


Video: Así reportaban los noticieros de la época la salida al mercado de los álbumes de los Beatles en CD:

LA GRABACIÓN DE I WANT YOU (SHE’S SO HEAVY)

130.jpg30

No todo fue tan malo durante las tormentosas sesiones del proyecto Get Back/Let It Be. Una buena cantidad de canciones memorables vio la luz en aquellos días, algunas de las cuales si se usaron finalmente en el proyecto del álbum y documental, mientras que otras tuvieron su oportunidad en el siguiente disco del grupo y otras en los primeros trabajos en solitario de cada uno de los Beatles. I Want You, el visceral canto de amor de John a Yoko, comenzó a tomar forma durante la etapa de Let It Be, pero no se terminó sino hasta 7 meses después, cuando finalizaban los trabajos para Abbey Road.

the-beatles

La canción, honesta y directa en su mensaje, tiene una de las letras más simples de la discografía del grupo, más incluso que la ya lejana Love Me Do. No obstante y como era habitual, los Beatles fueron capaces de transformar lo simple en algo atractivo y digno de ser recordado. La cantidad de horas que terminaron dedicando a la construcción de I Want You demuestra que los cuatro Beatles estaban genuinamente interesados en la canción, y también es evidencia de que, a pesar de las discusiones, los celos y los pleitos legales, añoraban volver a trabajar en equipo, aunque sea por una última vez.

Escuchemos inicialmente un ensayo correspondiente a las sesiones de enero de 1969, para Let It Be:

Escuchar: Ensayo


Las grabaciones formales de la canción comenzaron el día 22 de febrero de 1969, no en los estudios de EMI sino en Trident, que en los últimos años fue como un segundo hogar para el grupo en cuanto a estudios de grabación. Con Glyn Johns como productor, se grabaron 35 tomas de una pista base a cargo de John en voz y guitarra solista, George en la guitarra acompañante, Paul en el bajo, Ringo en la batería, y Billy Preston al órgano. Lennon decidió que le gustaba la primera parte de la toma 9, el intermedio de la toma 20 y la parte final de la toma 32, por lo que fue necesario cortar las cintas y pegarlas en ese orden para configurar el master (los puntos de unión se ubican en 2:22 y 3:45 en la mezcla final).

1140


De vuelta en EMI, se programaron sesiones para los días 18 y 20 de abril, en las cuales se añadieron más capas de guitarras, Paul agregó nuevas partes de órgano (borrando de paso parte de la pista grabada por Preston), y Ringo añadió partes de conga. Estas nuevas adiciones hicieron necesaria la transferencia (con mezcla de reducción) de la cinta original a una nueva para disponer de pistas vacías. Las características de las grabadoras empleadas en Trident y el hecho de haber copiado la cinta a otra explican la gran cantidad de ruido de cinta, o ‘hiss’, presente en la canción (Martha My Dear y Honey Pie, también grabadas en Trident, comparten esta característica). 


Abbey

Los trabajos en I Want You cesaron temporalmente y se retomaron el 8 de agosto, mismo día de la historica sesión fotográfica para la portada del álbum. Ese día Lennon agregó al final del tema la tumultuosa sección de ruido blanco hecha con el sintetizador Moog. Adicionalmente Ringo grabó golpes adicionales de batería también para los últimos minutos de la canción. Por alguna razón (posiblemente olvido), estas adiciones se hicieron sobre el master Trident, y no sobre el master ensamblado posteriormente en EMI. Dos días después se agregaron más coros, esta vez si sobre el master EMI. Los repetitivos coros grabados en capas (“She’s so heavy“), convencieron a Lennon de agregar dicha frase al título de la canción.

Aquí podemos apreciar con detalle las partes de sintetizador y batería grabadas el 8 de agosto:

Escuchar overdub batería, Moog

original_6


Durante la sesión de mezcla se decidió que se utilizaría la cinta EMI para la primera parte, y la cinta Trident (con el Moog y la batería adicional) para la parte final. El punto de unión de las cintas ocurre exactamente en el minuto 4:37.

También durante la mezcla se optó por cortar de manera abrupta y seca el final del tema en el minuto 7:44, sin efecto de desvanecido.

La producción en EMI estuvo a cargo de George Martin y Chris Thomas.

Aquella sesión de edición y mezcla fue la última vez que los cuatro Beatles trabajaron juntos en el estudio.

Esta es una ilustración de las cintas de trabajo:

IWY

A continuación otros elementos separados de la mezcla (presentados de manera parcial o abreviada por cuestiones de espacio).

Comencemos con la magnífica pista de bajo :

Escuchar: Bajo


La batería:

Escuchar: Batería


Las guitarras:

Escuchar: Guitarras


Un compilado de órgano, guitarras y algo de percusión extra:

Escuchar: Órgano, percusión, guitarras


Y finalmente la voz líder de John, y los coros:

Escuchar: Voces


La mezcla final se compone, como se dijo anteriormente, de la cinta EMI desde el inicio hasta el minuto 4:37:

Escuchar: Cinta EMI

Y la cinta Trident desde ese punto hasta el final:

Escuchar: Cinta Trident


126 (2)